NIMAI STUDIO

5 trucos de Harvard para comprar comida saludable

5 trucos de Harvard para comprar comida saludable

Los mejores científicos del mundo los usan y recomiendan.

Todos queremos alcanzar una alimentación saludable, evitar la comida basura y aprovechar los beneficios de las frutas y verduras que tenemos al alcance de la mano pero habitualmente no usamos a la hora de planear la comida. Dar el paso y comenzar a hacerlo puede ser una tarea algo difícil, pero que sin lugar a dudas valdrá el esfuerzo por los beneficios que causará en nuestro organismo.

Entre falsos mitos, consejos y tantas voces que recomiendan secretos para alcanzar la meta de tener una alimentación saludable, los consumidores pueden perderse fácilmente. Por eso, en esta nota, te contamos los 5 trucos que recomiendan los especialistas de Harvard para que de una vez por todas puedas cumplir con tu objetivo y aprender a consumir alimentos saludables.

El gran secreto para estos especialistas está en conocer la pirámide alimenticia en profundidad, para tener claro qué se debe consumir y qué se debe evitar al momento de hacer la compra. Es precisamente durante la compra de alimentos que las personas cometen sus mayores errores, los que ocasionan que estos lleven adelante una alimentación poco saludable. Por eso, los expertos de Harvard recomiendan usar estos 5 trucos al momento de la compra:

Truco #1: Planifica tu lista de compras con anticipación

Entrar a un supermercado sin tener claro lo que se va a buscar es el primer gran paso para elegir los alimentos equivocados. Por eso, desde Harvard recomiendan planificar la lista de la compra mucho antes de decidirse a realizarla, para tener tiempo de meditar seriamente lo que se necesita comprar.

Truco #2: Utiliza tu nevera como recurso

Una pequeña lista pegada en la puerta de la nevera hará la diferencia. Puedes usar un post-it y escribir allí cada cosa que creas que necesitas en la semana, y al llegar el viernes revisarla para ir al supermercado y traer finalmente lo que necesitas. Otro truco interesante es el de anotar en este papel lo que se va terminando y debes reponer, o lo que pretendes cocinar la próxima semana y por tanto los ingredientes que vas a utilizar. La elección de un método u otro dependerá de los gustos de cada persona, pero lo importante a fin de cuentas está en realizar una planificación adecuada que limite las compras “por antojo”.

Truco #3: Prefiere los alimentos de la zona periférica

Por lo general los grandes supermercados dedican las góndolas centrales a los productos envasados, harinas y otros alimentos poco saludables. Las frutas, verduras y carnes generalmente se ubican en la zona periférica o los pasillos externos. Por lo tanto, lo más recomendable es iniciar nuestro camino dentro de la tienda por estos pasillos exteriores, y dedicar más tiempo a lo que puede encontrarse allí. Es probable que luego necesitemos algunos productos de la zona central, pero lo importante es que estos ocupen un porcentaje menor en nuestra compra y que solo se lleven si son realmente imprescindibles.

Truco #4: Planifica el horario en el que irás al super y el tiempo que dedicarás

¿Ir a un espacio lleno de tentaciones a pleno mediodía? ¿Con las tripas sonando? ¡Olvídalo! Debes ir exactamente luego de comer, o merendar, para evitar tentaciones y que tu esfuerzo de semanas no se arruine por elegir el momento adecuado para pasarte por el supermercado.

Truco #5: Lee las etiquetas

A veces creemos conocer un producto, pero una simple lectura de sus valores nutricionales nos demuestra nuestro error enseñándonos que contiene algunos elementos que quizá no habíamos considerado. Para evitar estas sorpresas lo mejor es leer las etiquetas de los productos antes de agregarlos a nuestro carro de compra. No es necesario que sumes la cantidad de calorías que consumes a diario, o el nivel de sodio que posee cada bocado que te llevas a la boca, sino de ser un poco más conscientes de lo que consumimos para de este modo tomar mejores decisiones.

Si sigues estos consejos seguro que pronto logras encontrar el equilibrio que buscas, y en unos meses comer de forma saludable será para ti una verdadera pasada.