NIMAI STUDIO

Mindful Eating: Parte II

Mindful Eating: Parte II

#3 ¿Qué beneficios obtengo en mi alimentación con Mindful eating?

Uno de los efectos que tiene el hacerse consciente de la alimentación es el de comenzar a hacer mejores elecciones a la hora de comer, ya que comprendes la importancia de cuidar tu cuerpo, nutrir tus células y aprendes a disfrutar de la sensación que da el comer con atención. Además, como eres más consciente de las señales internas que da tu cuerpo, comienzas a moderar tus porciones y a comer en horarios más definidos, lo que en definitiva te lleva a un equilibrio en tu alimentación.

Pero…si comer saludable nos hace sentir tan bien, ¿Por qué cuando estamos tristes o nerviosos/ansiosos nos dan ganas de comer alimentos no saludables?

Este patrón de alimentación corresponde principalmente a una memoria emotiva que vamos desarrollando desde la primera infancia, en donde la comida “chatarra” o poco saludable estaba presente en situaciones que tenían un componente emocional, por ejemplo: en un cumpleaños ¿qué comías? Probablemente papas fritas, ramitas, torta, bebidas, es decir, productos altos en azúcar, grasas de mala calidad y sodio, los cuales de por sí tienen un impacto bastante potente a nivel cerebral por su gran palatabilidad (son muy ricos). Otro ejemplo: si estás triste, es clásica el “agüita con azúcar”, lo cual es una señalización directa a nuestro cerebro para condicionarnos a que cuando aparece una emoción negativa, está se soluciona con azúcar o chatarra para estar felices, porque eso es sinónimo de buenos momentos y tranquilidad.

La buena noticia es que, así como nos condicionamos de manera inconsciente a esos patrones poco saludables, también podemos volver a entrenar a nuestro cerebro para ir reemplazando esos viejos hábitos con nuevos patrones de alimentación saludable y sin que la emoción afecte tus decisiones alimentarias, ¿cómo? Siendo muy constante con los ejercicios de Mindful eating para conseguir esa plena consciencia de cómo se relaciona lo que comes, lo que sientes y lo que eres.

#4 ¿Por qué finalmente practicar Mindful eating?

Con el tiempo la mayoría de las personas ha generado una relación poco saludable con la comida y sin querer con ellos mismos, ya que el acto de comer se puede ver afectado por múltiples creencias y miedos… “¿esto me engorda?”, “yo sé que no debo comer esto”, “no debí haber comido eso, ya estoy muy gord@”, y al final lo que debió haber sido algo placentero se transforma en una experiencia completamente negativa y culposa, en donde terminamos generando sentimientos en contra de la comida y de nosotros mismo.

Sin embargo, cuando comes de manera consciente, sin juicos ni críticas y además usas todos tus sentidos en este proceso, te estás dando la oportunidad de relacionarte con los alimentos y contigo mismo desde el bienestar y la tranquilidad. Esta es una de las cosas a las cuales nos invita el Mindful eating con sus prácticas, a reconciliarnos con los alimentos para integrarlos como algo que nos aporta a nuestra salud física y mental. Recuerda que el cómo te relacionas con la alimentación dice mucho sobre cómo te relacionas con tu entorno y contigo mismo.

¡La comida se hizo para disfrutar!

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code