NIMAI STUDIO

Come a tus horas: Importancia de mantener tus horarios de alimentación

Come a tus horas: Importancia de mantener tus horarios de alimentación

Con los altos niveles de estrés, carga laboral, preocupaciones y crisis sociales, lo primero que se ve afectado es la alimentación. Comenzamos a comer más por ansiedad o menos por falta de organización. No importa la razón, con la comida solemos manejar nuestras emociones y eso se vuelve un círculo vicioso de ansiedad-comida-angustia por haber comido y así, una y otra vez. La mejor manera de lidiar con esto es dejar definidos tus horarios de alimentación, respetarlos y hacer buenas elecciones de alimentos, porque una correcta alimentación contribuye de manera positiva al resto de nuestra vida.

No se trata de comer cada 2 horas o X cantidad de veces durante el día, ya que todo eso depende de la persona, su estilo de alimentación, gustos, estado físico y de salud, sino de ordenar y respetar tus tiempos de comida.

Desordenar tus horarios de alimentación tiene consecuencias como:

- Alteración en la digestión (estreñimiento o diarrea, según la tendencia de la persona)

- Aumento o pérdida de peso

- Cambios de humor

- Alteración del sueño

- Sensación de pesadez, hinchazón y cansancio

- Cambios en la percepción de saciedad

La buena noticia es que siempre se puede mejorar, para eso sigue estos tips y comienza a alimentarte mejor:

TIP #1 Conócete

El primer paso es escuchar a tu cuerpo, si eres una persona que necesita desayunar para partir el día, hazlo, pero si no es parte de ti entonces no te obligues. Muchas veces por seguir dietas de moda nos obligamos a comer cuando realmente no queremos. Por ejemplo, ¿alguna vez escuchaste que si comías cada 2-3 horas ibas a acelerar tu metabolismo? Esto es un mito, ya que el metabolismo, en una persona sana, sólo puede aumentar de manera significativa a través de la actividad física y comer a cada rato puede generar más ansiedad y dependencia a la comida si no estás acostumbrado a hacerlo. Todos somos diferentes y por eso no a todos nos va a funcionar la misma dieta o estilo de alimentación.

TIP #2 Que no te de hambre con la hora

Socialmente estamos acostumbrados a comer a determinadas horas y muchas veces te puede dar hambre con sólo mirar el reloj. Esto puede ser algo de doble filo si eres una persona con ansiedad ya que puedes estar picoteando todo el día, estar satisfecho, pero miras el reloj y ves que es “hora de almuerzo”, entonces vas y comes otra vez. Al final sólo vas a sobrecargar a tu cuerpo y terminarás con más ansiedad y menos salud.

TIP #3 Elige bien tus alimentos

Este punto es uno de los más importantes, ya que el tipo de comida que elijamos puede hacer que estemos más o menos antojados por comer cosas no saludables. Por ejemplo, si comes un alimento muy alto en azúcar o harinas blancas, tu glicemia aumentará drásticamente, lo que significa que cuando disminuya (por acción de la insulina que la contrarregula) también será de manera abrupta y volverás a sentir esa necesidad de comer algo cargado de azúcar. En cambio, si eliges algo con fibra o más saludable, tu glicemia aumentará y bajará de manera controlada sin provocar esos antojos insaciables.

TIP #4 Incorpora colaciones si es necesario

Las colaciones no son algo obligatorio, sino que se utilizan para cubrir los requerimientos nutricionales o como estrategia para llegar con menos hambre al siguiente tiempo de comida, pero como se explicó en el tip #1, si no son lo tuyo entonces no las hagas. Agregar colaciones puede causar el efecto de querer comer más veces durante el día en algunas personas.

*IMPORTANTE: existen ciertas patologías que necesitan de las colaciones, por ejemplo, la diabetes. Los diabéticos necesitan mantener sus niveles de glucosa en sangre estables y por eso se hace una distribución de los carbohidratos en más de 3 tiempos de comida. Esto es determinado por un Nutricionista y Médico.

TIP #5 Descansa

Es sabido que debemos dormir entre 7-8 horas y esto tiene una razón. Cuando dormimos menos de lo que necesita nuestro cuerpo, los niveles de leptina (factor que nos hace sentir saciedad) están disminuidos y los de grelina (hormona estimulante del apetito) están aumentados. Por eso cuando tenemos un mal descanso sentimos más hambre, especialmente por alimentos altos en azúcar, sal y grasas. Con el tiempo, esto puede llevar a la obesidad.

Puedes aplicar estos tips de a uno por semana si es que te cuesta realizar cambios o todos de una sola vez, lo importante es dar el primer paso. No restes importancia a la manera en la que te alimentas, ya que es lo que te permite seguir día a día y lo que definirá en gran parte tu futuro con buena salud o enfermedad.

¿Con qué cambio vas a comenzar?

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code